Auf Wiedersehen Jens!

esidencia del banco central alemán después de diez años de haber estado al timón, por lo que él explica como motivos personales. «Halcón» en política monetaria y fiscal, es un clamor que su sustituta podría ser Isabel Schnabel, que ocupa un puesto en el consejo del BCE