Seguir dando vida a los libros

Es lo que pretende Hamelyn, una start – up que se dedica al clásico trabajo de un librero – comprar y vender libros – aunque para ello tienen como único canal de compra y venta la red de redes. En cuestión de minutos se valoran los libros que el proveedor – normalmente particulares – venden, Hamelyn se encarga de recoger los libros, y en cuestión de horas se tiene el dinero obtenido por la venta en la cuenta corriente