Sánchez Piñol, siempre Cataluña

Albert Sánchez Piñol, que ha entrado por derecho propio en el canon de los escritores catalanes por obras como Victus y Vae Victus, presenta ahora una alegoría sobre el poder y su ejercicio, valiéndose de un anarquista que llega a los Pirineos en Fungus, el rey de los Pirineos

Anuncios