Libros a la puerta de casa

A pesar de las dificultades producto del «cerrojazo», son muchas las bibliotecas, como la del pueblo cacereño de Navaconcejo que se las arreglan para seguir manteniendo el servicio de préstamo de libros: las solicitudes de préstamo se realizan por teléfono y los libros se llevan a los domicilios