“A Virginia le gustaba Vita” , la correspondencia lésbica de Virginia Wolf

casitodaslasletras24102016

La editorial LGTB Dos Bigotes lanza al mercado “A Virginia le gustaba Vita” de Pilar Bellver, en la cual se plasman las cartas de amor lésbico entre las poetisas Virginia Woolf y Vita Sackville – West, unas misivas que rezuman sutileza erótica y amor sin prejuicios

 

El libro servirá, entre otras particularidades, para desechar la idea de que los demonios internos de Virginia Wolf le impedían sentir ningún tipo de placer sexual y también que su búsqueda de la androginia el impedía cualquier veleidad femenina.

Dejando de lado las identidades sexuales, Virginia Woolf, que tuvo que lidiar toda su vida con el miriñaque comportamental que la hipócrita sociedad victoriana constreñía la vida de las mujeres, fue una de las primeras poetisas británicas que optó por firmar sus poemas con su propio nombre.

Mientras desarrollaba su brillante poesía, también sitió una pasión arrebatadora por la escritora Vita Sackville – West, que generó unas fantasías sexuales en las cuales la principal figura del Grupo de Bloomsbury fantaseaba con los grandes senos de la West así como verla siempre rebosante de perlas.

Ahora la editorial LGTB Dos Bigotes publica la extensa relación epistolar entre las dos poetisas, una relación que sobrepasó las misivas y se convirtió en un amor físico. En A Virginia le gustaba Vita nos vamos a encontrar con el romance de las dos escritoras, tanto con sus hechos como su ficción documentada.

La obra, además de bucear en su amor sáfico, también nos habla de dos mujeres que fueron dos pilares de Grupo de Bloomsbury, dos mujeres cultas que tenían una gran querencia a participar en actividades que podrían calificarse como humoradas: en el libro nos encontramos con la anécdota de como Virginia Wolff se disfrazó de negro para participar en una recepción de los príncipes de Abisinia.

En A Virginia le gustaba Vita nos encontramos con dos lesbianas que mantenían una relación sentimental, pero que en ningún momento se platearon dejar de ser esposas, respectivamente, de Leonard Woolf y Harold Nicolson, refiriendo Virginia Wolff en una de las misivas que intercambió con Vita Sackville – West que “Estoy segura de que en todo Londres solo a ti y a mí nos gusta estar casadas”.

Mas información – @LoveIsLove

Fuente: El Diario

Imagen – Nath Planas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s