Nos deja Joan Didion

La periodista californiana falleció el este jueves en Nueva York. Con una de las carreras más sólidas del periodismo y literatura norteamericanas, el reconocimiento institucional le llegó tarde, cuando el presidente Barack Obama le otorgó en el año 2012 la Medalla Nacional de Humanidades

La escritora neoyorquina nos ha dejado a los 87 años, y nos abandona con la consideración de haber sido una de las mejores cronistas californianas. La que escribiera, entre otras, El año del pensamiento mágico, ha fallecido en su casa de Manhattan.

Su carrera es la de una periodista y escritora todoterreno habiendo escrito una decena de libros y cientos de artículos periodísticos, y el desenlace se ha producido debido a la enfermedad de Parkinson que llevaba años padeciendo.

California Dreamin’ y primeros trabajos

Abanderada del movimiento hippie, esta nacida en California destacó pronto por la maestría y frescura de las crónicas que componía.

Escritora precoz – su madre le regaló su primer cuaderno cuando tenía cinco años – llegada la veintena se muda a Nueva York, ciudad que la verían nacer y crecer como periodista.

Sus primeros trabajos se pudieron leer en la revista Vogue¸ en donde en el año 1956 paso a formar parte de la Redacción de su edición norteamericana. La revista era una de las preferidas de la madre de la periodista.

Bajo la dirección de Allene Talmey, la periodista novata que era aprendió a escribir en esa Redacción siendo su primer artículo en la edición norteamericana de Vogue sobre la autoestima y los celos.

Fue un artículo escrito deprisa y corriendo, ya que Didion pudo publicar el artículo en el año 1961 porque el artículo del periodista que tenía que haberlo publicado no llegó a tiempo a máquinas.

Ya en ese trabajo se puede ver la profundidad y la capacidad de análisis que Didion desarrolló durante toda su carrera como periodista y escritora.

Vuelta a los orígenes

Casi una década después, Didion decidió volver a California, pero esta vez con su primer libro publicado debajo del brazo.

Run River (1963) fue hasta cierto punto un libro autobiográfico, ya que en él se entremezclaban vivencias de gente que había conocido en su Sacramento natal y también de personas de su familia, como era el caso de su padre.

La vuelta su California natal la hizo con un anillo de casada en el dedo, ya que había matrimoniado con el escritor irlandés John Gregory Dunne, que en aquellos años también estaba en plantilla de la revista Time.

Nuevo periodismo estadounidense

Didion fue partícipe de ese movimiento, en él tuvo como compañeros a periodistas y escritores de la talla de Tom Wolfe, Hunter S. Thompson o Gay Talese.

La principal baza de esa escuela fue que los periodistas aplicaban a su trabajo mediante el uso de técnicas narrativas más propias de la ficción literaria.

A ese Nuevo Periodismo Estadounidense le aplicó el estilo del periodismo californiano, que entre otras cosas adoptaba una visión más amplia de los temas a tratar.

No en vano fue la primera periodista blanca que realizó un completo reportaje sobre los Panteras Negras o sobre la vida en un suburbio de San Bernardino.

Como testigo de su tiempo también realizó importantes coberturas informativas sobre el movimiento hippie que inundaba San Francisco y otras localidades californianas.

También fue celebrada la semblanza que escribió sobre el líder de The Doors, Jim Morrison, donde aplicó su capacidad analítica para hacer una acertada semblanza psicológica del autor, de, entre otras, Riders in the Storm.

Casi 20 libros

Aunque de los 19 libros que escribió, los más celebrados fueron Según venga el juego y Una liturgia común, aprovechó sus trabajos periodísticos para reunirlos en varios libros.

Entre ellos cabe destacar Salvador donde reunió los reportajes que había escrito como reportera de guerra en sus estancias con la guerrilla del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional.

Mientras tanto en Miami reunió los reportajes que había realizado en Florida entre la emigración cubana que buscaba la libertad en Estados Unidos que era imposible en Cuba; los marielitos llegarían mucho después.

Mucho antes de su fallecimiento Didion legó las notas que había utilizado en su trabajo periodístico a la Universidad de Berkeley, donde en estos momentos se encuentran guardados en su archivo.

Literatura de la pérdida

Dos de sus libros le sirvieron de catarsis para las pérdidas humanas que vivió a lo largo de su longeva vida.

En El año del pensamiento mágico, publicado en el año 2005, plasma el duelo producto de la pérdida de su marido, que falleció en el 2003 a causa de un ataque cardiaco. Es un libro que conmueve por la intimidad que encontramos en el texto.

En el año 2011, y para deconstruir la pena por la muerte de su hija publicó Noches azules, un libro que le sirvió para pasar el duelo del fallecimiento de su única descendiente, máxime cuando era adoptada.

Es con estas dos obras con las que Didion se dio a conocer entre los lectores de habla hispana, y consolidó su figura de gran cronista y escritora para los que leemos en español.

Reconocimiento

Aunque Didion pudo saborear las mieles del reconocimiento literario relativamente pronto, el reconocimiento institucional le vino a partir del 2012.

En ese año, en la presidencia de Barack Obama, la Casa Blanca le dignó con la Medalla Nacional de Humanidades, en donde el propio Obama expresó su extrañeza de que Estados Unidos no hubiese laureado antes a la periodista.

En su discurso, el presidente la catalogó como una de las mentes más brillantes del país, así como de una gran observadora de la política y la cultura norteamericanas.

Didion vivió los últimos años de su vida en un apartamento del Greenwich Village neoyorquino, donde el día de ayer le sorprendió la muerte.

También en Netflix

Después de haber sido presentado en el New York Film Festival, se presenta en las pantallas de aquellos que tengan una membresía en Netflix, Joan Didion: The center will not hold, firmado por el realizador Griffin Dunne, a la sazón sobrino de la periodista.

El director ha utilizado material de archivo de la escritora que hasta ahora permanecía inédito, en donde se puede ver, en parte, el material gráfico del reportaje que realizó a Jim Morrison, el frontman de The Doors.

El audiovisual es también un recorrido por la carrera periodística y literaria de Didion, desde su paso por la Redacción de Vogue, su relación siempre próxima con el cine y su relación conyugal con su esposo, John Gregory Dunne.

Fuente – EL PAÍS / VANITY FAIR

Imagen – Shankbone / Pablo Dodda / V. Smoothe / Nikita Sampath / Giang / David J. / Incase / Netflix

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.