El Premio Nobel de Literatura 2015 viaja a Bielorrusia

casitodaslasletras09102015

Finalmente la incógnita se ha desvelado. La escritora bielorrusa Svetlana Alexiévich se ha hecho con el Premio Nobel de Literatura 2015. Esta periodista y escritora escribe en ruso y su obra se ha centrado en recuperar las voces individuales y colectivas de los ciudadanos anónimos de la Unión Soviética y sus dramas. En “La guerra no tiene rostro de mujer” se muestra muy crítica con la idea soviética del heroísmo. En “Los cichos del cinc” muestra el drama de los jóvenes soviéticos que fueron a morir a la Guerra de Afganistán y en “Voces de Chernóbil” da voz a los que sufrieron el colapso del reactor nuclear

El Nobel ha recaído este año en la periodista y escritora bielorrusa Svetlana Alexiévich. El la justificación del Premio Nobel de Literatura para esta escritora de 67 años, la Academia Sueca destaca “sus escritos polifónicos, un monumento al sufrimiento y la coraje de nuestro tiempo”.

Alexiévich utiliza el ruso como vehículo de expresión y la mayor parte de su obra literaria se ha centrado en representar el sufrimiento sostenido que tuvo que soportar la mayor parte de la población de la extinta URSS.

Entre estos sufrimientos de la población que formaba parte, antes del colapso de 1989, de la extinta Unión Soviética, Alexeiévich ha retratado el drama humano de Chernobíl, el Vietnam ruso de Afganistán y los conflictos que aún se producen en lo que fue el territorio de la Rusia comunista.

Sumamente crítica con la situación política de su Bielorrusia natal, aborrece de la Rusia de Stalin y de Putin, aunque tiene los mayores parabienes para la literatura y la ciencia rusa de todos los tiempos.

Durante su niñez y adolescencia Alexeiévich vivió en diversos puntos de la URSS debido a que el trabajo de su padre, militar, les hacía cambiar cada cierto tiempo de lugar de residencia. Una vez que su padre se jubiló, y siendo la familia de ascendencia bielorrusa, volvieron a esa entonces república soviética, estudiando periodismo en la Universidad de Minsk para posteriormente trabajar en diversos medios de comunicación.

Su primera incursión en la literatura fue con La guerra no tiene rostro de mujer, publicada en el año 1983 y que solo puedo ser editada, debido a que cuestionaba dogmas de estado como el heroísmo soviético, dos años después gracias a proceso de Perestroika (reformas económicas y políticas) que inició el premier Gorbachov y que culminaron con la disolución del estado soviético.

Toda la literatura de la flamante Premio Nobel está influida por la del escritor Alés Adamóvich y utiliza una técnica que cabría de definir como documental que se centra en dar voz, personal y coral, a los ciudadanos anónimos de la época soviética y representar sus dramas.

Otra de sus obras destacadas es Los chicos del cinc, en dónde narra el cruel destino de muchos jóvenes que fueron obligados a ir a combatir en Afganistán en lo que se convirtió en una derrota y en el Vietnam soviético.

Más información – Fallece a los 84 años E.L. Doctorow

Fuente – Diario El País

Imagen – Glyn Lowe Photoworks

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s